miércoles, 12 de diciembre de 2012

Judicialización de las emergencias y desastres ¿sera justicia?

por Pablo Prato
Técnico superior en gestión de riesgos
para emergencias y desastres
Estudiante de abogacía en la facultad de derecho
de la Universidad Nacional de Córdoba



Hoy se presentó en tribunales II una denuncia penal contra funcionarios de seguridad de la provincia por el siniestro de transito ocurrido hace horas en la ruta nacional 158. 1

Entre los profesionales de las emergencias y desastres frecuentemente acudimos, cuando debemos sensibilizar a algún funcionario, al famoso estrago en el recital de la banda Callejeros en local Cromañon, que implico un juicio político además de extensas causas civiles y penales.

Lamentablemente podemos citar ejemplos mas próximos de cuestiones referidas a emergencias y desastres que se pretenden dirimir en sede judicial, repasemos algunos de esos casos que ocurrieron en el territorio provincial :

  • Causa civil en la que se demanda al estado provincial por la inundación de San Carlos Minas que ahora se dirime actualmente en el Tribunal Superior de Justicia de la provincia. 2
  • Causas penales y civiles por la explosión de la fabrica militar de Río Tercero de 1995.3
  • Causa penal por el siniestro de la ambulancia del Servicio de emergencias 107 del año 2006, con seis imputados por homicidio culposo y lesiones culposa 4
  • Imputación penal de la vice directora de defensa civil de la ciudad de Córdoba por “no haber cumplido supuestamente con las "medidas y ejecución de acciones referentes a la prevención, mitigación, respuesta, rehabilitación y reconstrucción de un evento adverso" que resulto en la muerte de una persona en 2010.5
  • El amparo presentado en sede judicial por una ONG para que el plan del fuego de la provincia requiera asistencia de la nación 6

Es ilustrativa la variedad de acciones presentadas: civiles, penales e incluso un remedio constitucional como es el amparo.

Es en la justicia donde la sociedad a dispuesto que se resuelvan de la manera mas formal, pero también mas onerosa y en nuestra realidad lamentablemente mas lenta, los conflictos que se dan en su seno. 

El Derecho o mas precisamente su aplicación en sede judicial no es la panacea, el remedio para todo. Si un conflicto o una cuestión llega a sede judicial es porque ya está consumado (o quizás en el caso del amparo si el peligro es serio e inminente).

Esto desde la mas consensuada perspectiva técnica y política (plasmada en el marco de acción de Hyogo 7, que surgio del seno de la Organización de las Naciones Unidas) es un claro despropósito a la luz de su primer enunciado: “conocer el riesgo y tomar medidas”. Es mas, si éste se compara a “ignorar el riesgo y actuar después o durante la emergencia o el desastre en sede judicial buscando un culpable” que es una cruda descripción de nuestra conducta como comunidad es por lo menos una conducta digna de criminales o de enfermos mentales.

Hay sin duda un gran desafío para los funcionarios políticos, la población y para nosotros los profesionales competentes y habilitados en la materia. Debemos trabajar sin dilación y sin excusas en la promoción e implementación de la estrategia de la gestión de riesgos en nuestro territorio.

No se trata de transferir el problema a la los jueces luego de que paso "lo inevitable", sino de asumir nuestras responsabilidades y actuar con el criterio que corresponde para enfrentar amenazas de emergencias y desastres antes que se conviertan en tangibles eventos adversos.  

Solo cuando se encare la cuestión desde la correcta perspectiva técnica apoyada por una verdadera política de estado (recordar que que en su concepción mas clásica el estado no es otra cosa que el gobierno, la población y territorio), sin especular con el riesgo propio y ajeno, ignorándolo neciamente o haciendo cualquier cosa en las actividades de Defensa/Protección Civil, se podrá hablar de oportuna y por lo tanto verdadera justicia.

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Alcances e incumbencias profesionales del técnico superior en gestión de riesgos para emergencias y desastres






Dirigir y coordinar, grupos de personas, equipos de trabajo e instituciones en relación a eventos adversos.

Analizar, discriminar y evaluar amenazas y vulnerabilidades para determinar riesgos presentes en la comunidad.

Evaluar vulnerabilidades y el daño en las personas, los servicios, los bienes y el ambiente de una comunidad.

Utilizar herramientas de la administración para elaborar programas, planes y proyectos.

Planificar multidisciplinariamente acciones dinámicas y eficientes contra eventos adversos desde un enfoque epidemiológico, ético y legal.

Planificar, dirigir, coordinar acciones de prevención, mitigación, preparación, respuesta, rehabilitación y recuperación en relación a los eventos adversos en y desde instituciones publicas, privadas y la comunidad.

Conformar equipos de trabajo interdisciplinario.

En síntesis, intervenir en las tres fases de los eventos adversos; antes, durante y después utilizando los conocimientos técnicos específicos y las herramientas metodológicas que proporciona la administración.

Mas información en: http://www.iscrafcordoba.edu.ar/ 

miércoles, 1 de agosto de 2012

En emergencias o desastres, la lactancia materna es vital para la supervivencia infantil.

por Lic. Eliana Alvarez Di Fino
Equipo de Nutrición para Emergencias y Desastres

1 al 7 de agosto: Semana de la Lactancia Materna

Los lactantes y los niños se cuentan entre las víctimas más vulnerables de las situaciones de emergencias o desastres. La interrupción de la lactancia natural y la alimentación complementaria inadecuada acentúan el riesgo de malnutrición, enfermedad y mortalidad (OMS, 2003).

En todas las situaciones, la mejor forma de evitar la malnutrición y la mortalidad en lactantes y niños de corta edad es asegurarse de que la lactancia materna comienza en una hora tras el nacimiento y de que no reciben ningún otro alimento ni líquido (ni siquiera agua) más que la leche materna hasta los seis meses de edad, así como de que continúa practicándose la lactancia materna, complementada con otros alimentos adecuados, hasta los dos años o más. Incluso en situaciones de emergencia, debería procurarse crear y mantener un entorno propicio para la alimentación frecuente de los niños con leche materna al menos hasta que cumplen los dos años de edad (OMS, 2009). La leche materna ofrece una fuente excelente de nutrición para los niños y, especialmente cuando no hay agua potable, contribuye a proteger a los niños contra enfermedades infecciosas transmitidas por el agua.

DERRIBAR MITOS
Existen muchos mitos que rodean la lactancia materna durante las crisis: que las mujeres sometidas a tensión o que sufren a causa de la desnutrición no pueden amamantar, por ejemplo, o que las mujeres que han dejado de lactar no pueden comenzar otra vez.

Más peligroso es el impulso de los donantes, muy frecuente, de enviar fórmulas infantiles o sucedáneos de la leche materna a las zonas de desastre, menoscabando las prácticas de lactancia materna que se lleven a cabo en el lugar y las actividades para lograr que aumente el número de madres que administran leche materna a sus hijos (UNICEF, 2009).

PROTECCIÓN DE LA LACTANCIA MATERNA
Por lo tanto, en situaciones de emergencias o desastres, la atención debe centrarse en la protección y apoyo, de forma activa, de la lactancia materna; por ejemplo, estableciendo “rincones” seguros para las madres y los lactantes, servicios de orientación individualizada y sistemas de apoyo entre madres.    
Como parte de su preparación para emergencias, los hospitales y otros servicios de atención de salud deben contar con profesionales formados que puedan ayudar a las mujeres a comenzar la lactancia materna y superar las dificultades (OMS, 2009). 

martes, 19 de junio de 2012

7 jornadas de capacitación en navegación terrestre en DC Río Ceballos.

El equipo de Defensa Civil Municipal de la ciudad de Rio Ceballos  realizo de manera exitosa la séptima jornada de capacitación en cartografía, navegación terrestre y gps.

La jornada estuvo abierta a otras instituciones y participaron: bomberos voluntarios, personal de otras Defensas Civiles, Alumnos de la carrera de Gestión de riesgos para emergencias y desastres y voluntarios de Cruz Roja Argentina Filial Córdoba, policía de la provincia entre otros.

La instrucción estuvo a cargo de personal de Defensa Civil que ademas es personal de nuestro Ejercito Argentino.

Como cierre se realizo un ejercicio de navegación terrestre en zonas agrestes en el camino al cuadrado.

Los conocimiento y habilidades desarrollados son de gran utilidad para los operadores y equipos tanto en tareas antes, durante y después del impacto de un evento adverso que provoque situaciones de emergencia y desastres en nuestras comunidades.

FELICITACIONES al equipo organizador y a los participantes:

¡EL QUE NO ESTA BIEN ORIENTADO, ESTA PERDIDO!



jueves, 31 de mayo de 2012

TRIAGE y registro de trauma: Anteproyecto de ordenanza presentado ad honorem.


Proyecto ordenanza

TRIAGE y Registro de trauma

Artículo 1º.-ADÓPTESE en todo el ámbito sanitario del municipio de Brinkmann, tanto a nivel público como privado, los criterios de clasificación de heridostriage-, que establece la presente ordenanza, en casos de emergencia o desastre.

Entiéndase por triage, la función de clasificar a los enfermos en base a la severidad y pronóstico de sus lesiones y de los recursos disponibles en el momento.
Artículo 2º.-LA clasificación se adoptara según prioridades, a través de la implementación de la tarjeta de triage, la cual tiene por objeto recabar en forma rápida y eficiente la información mas importante sobre el paciente lesionado en el sitio de la emergencia, facilitando su evaluación, tratamiento y posterior traslado.
Artículo 3º.-El procedimiento deberá ser trabajado aun en los casos en que no sea necesaria la clasificación de múltiples personas, siempre y cuando no comprometa los procedimientos profesionales, con los fines de fomentar la practica de los operadores y obtener el dato estadístico que deberá ser comunicado a la autoridad de aplicación para su registro.
Artículo 4º.-LA clasificación de pacientes se establece en base:
a.
Prioridades de evacuación y tratamiento.
b.
Recursos con que se cuenta.
c.
Índice de recuperabilidad.
Artículo 5º.-LAS prioridades son:
a) Prioridad roja: Paciente que requiere tratamiento médico-quirúrgico urgente, estabilización y traslado inmediato al centro asistencial mas cercano y adecuado.
b) Prioridad amarilla: Paciente que amerita tratamiento médico-quirúrgico diferido, estabilización y tratamiento en segunda prioridad.
c) Prioridad verde: Persona que requiere tratamiento ambulatorio.
d) Prioridad negra: Pacientes con lesiones mortales o sin posibilidades de vida.
Artículo 6º.-EL Órgano de Aplicación de la presente norma es el ejecutivo municipal, quien tendrá las siguientes atribuciones:
a) Establecer un mecanismo de coordinación del ámbito público con el privado, además de con las esferas provinciales y nacionales de gobierno.
b) Implementar un plan anual de capacitación, evaluación y certificación para los equipos de salud, como así también para los miembros de toda institución pública o privada involucrada en las emergencias a nivel local.
c)Crear el Registro de Trauma geo referenciado, sobre la base de los datos detallados en el contenido de la tarjeta de triage, de libre acceso para fines de investigación e información.
d) Confeccionar, distribuir y conservar los elementos logísticos necesarios para la operación de este sistema.
e) Reglamentar la presente norma.


Artículo 7º.-APRUÉBESE el diseño de la tarjeta de clasificacióntriage-, que se incorpora como Anexo Único de la presente Ley, quedando autorizado el Órgano de Aplicación a su modificación de acuerdo a las normas internacionales que establezca la Organización Mundial de la Salud.
Artículo 8º.-COMUNÍQUESE.

ANEXO ÚNICO
TARJETA DE TRIAGE

La Tarjeta Triage deberá poseer dos caras:
Cara Anterior:
El número impreso en el extremo superior derecho de la tarjeta, se corresponde con los números foliados, marcados en dos tiras troqueladas superiores, indicando estos números al paciente lesionado. Los mismos quedarán registrados en la hoja de distribución de lesionados que se confeccionará en el mismo sitio del desastre o accidente.
La primera tira troquelada, representada por una cruz, corresponde al puesto de mando avanzado o al jefe de triage. Mientras que la segunda tira troquelada, representada con una ambulancia, corresponde al móvil que realizará el traslado del paciente.
Posteriormente se encuentra en un rectángulo donde se detallan nombre y sexo del lesionado, edad (en caso de ser posible) lugar donde sucedió el desastre o el accidente, la fecha y hora de ocurrido el mismo, y si fuera factible el teléfono del lesionado o de un familiar.
Seguidamente se haya, la escala de CRAMP (Circulación-Respiración-Abdomen-Motor-Palabra) modificada, método funcional para la categorización del lesionado que basa su funcionamiento en la valoración de cinco parámetros relacionados con las constantes vitales, la cual deberá ser llenada con una cruz en cada uno de los cinco ítems que la constituyen, siendo el puntaje total obtenido, el que asignara la prioridad inicial en el extremo inferior cromático de la tarjeta.
El rectángulo siguiente permite consignar las modificaciones ocurridas, en el puntaje de la escala de CRAMP la hora en que éstas ocurrieron, tanto durante el traslado o durante la realización del triage hospitalario. El valor de ese puntaje deberá ser escrito en los espacios del color correspondiente. Además, se agregará un espacio intermedio para el caso de una segunda valoración durante el traslado o en el centro asistencial.


Cara posterior:
Sobre el esquema del cuerpo humano se indicarán las lesiones principales que pongan en peligro la vida del lesionado (en caso de quemaduras se consignará la extensión y su porcentaje).
Luego se presenta un recuadro donde se llenará el destino del paciente, qué servicio lo traslada, número de móvil, persona a cargo del mismo y hora de llegada al centro asistencial.
El siguiente recuadro se informa acerca de la hora, terapéutica suministrada y nombre de quien la efectúo.
En el extremo inferior tanto de su cara anterior como la de la posterior, la tarjeta posee unas tiras troqueladas de colores, las cuales corresponden a la prioridad inicial asignada. A saber:
  • La tira negra presenta los valores del CRAMP 0-1 y el dibujo de una espada, correspondiendo a un paciente moribundo.
  • La tira roja presenta los valores del CRAMP 2-6 y una liebre, indicando urgencia en el traslado al centro asistencial.
  • La tira amarilla exhibe los valores del CRAMP 7-8 y una tortuga, que indica la necesidad de traslado a un centro asistencial, con ausencia de lesión grave que comprometa la vida en ese momento.
  • La tira verde tiene impresos los valores del CRAMP 9-10 y una ambulancia tachada, que indica que el paciente no requiere ser trasladado, y que debe ser evacuado o retirarse por sus propios medios al finalizar las acciones en el lugar.
  • El paciente fallecido será identificado por la ausencia total de las tiras de colores, retirándose todas las tiras incluida la negra.
La tira que tendrá validez es la última de la tarjeta, ello significa que si esta completa, incluida la tira verde es porque el paciente responde a esa condición, si la verde esta cortada y la última es la amarilla, esta es la que tiene validez y así sucesivamente.


MODELO DE TARJETA: